¿Por qué es importante hacer un seguimiento con el nutricionista?

22.03.2022
Estamos aquí para ayudarte
Estamos aquí para ayudarte

El seguimiento nutricional consiste en la visita periódica a un nutricionista para evaluar la calidad de la dieta y monitorizar el aporte de nutrientes. Resulta importante, ya que mantener una relación con el profesional permite evaluar el estado de salud y poder actuar a tiempo. 

En los planes de adelgazamiento es muy importante realizar el seguimiento mínimo cada 15 días aunque es mejor cada semana, sobre todo al principio para acompañaros bien en todo el proceso del cambio. 

Vamos a explicar los aspectos más importantes:

Establecer objetivos

Para que este punto quede claro, pondré un ejemplo común. Cuando llega un paciente con el objetivo de perder peso y sobre todo grasa abdominal le ocurren varias cosas. Basado en evidencia científica, perder el 15% en grasa aporta a beneficios a la salud, pero conlleva tiempo y en el día a día puede generar frustración y ansiedad ya que no se ven resultados inmediatos. Trazando un plan con objetivos realistas vamos a poder mantener la motivación y llegar antes a la meta.

Acompañar en el proceso 

Un tratamiento nutricional implica trabajar sobre un acto que tiene mucho impacto en nuestras vidas ya que comer lo hacemos varias veces al día. Además de ser instintivo, comparte comportamientos emocionales y sociales. Por lo tanto, las consultas de seguimiento sirven para diseñar estrategias personalizadas para cada paciente. Por ejemplo, si se tienen compromisos sociales, horarios complicados, gustos específicos, etc. Esto está pensado para que el paciente pueda aprender a sostener los nuevos hábitos a lo largo del tiempo.

No subas solo, déjate acompañar
No subas solo, déjate acompañar

Evaluar avance hacia objetivos

Existe la falsa creencia de pensar que el tratamiento nutricional solo se centra en la pérdida de peso. Más lejos de realidad, el peso solo es un dato más a todos los beneficios que se muestran con la pérdida grasa.

Para poner un ejemplo común del paciente que quiere perder grasa; además de ver avances en la composición corporal en cada semanal o quincenal, seguramente también mejorará la digestión, notará que sueño es más reparador, tiene más energía, come más variado etc.

Brindar estrategias en momentos difíciles

Cada paciente que nos visita es diferente,  y es común presentar dificultades en el tratamiento. Esto puede ser por adaptaciones metabólicas y que los pacientes no observen resultados en la composición corporal, o por problemas emocionales que impidan su adherencia al tratamiento, ente otras. Tener confianza con tu nutricionista es primordial para que avances y sostener el progreso

La experiencia de un profesional

Un nutricionista graduado tiene la capacidad y experiencia profesional de evaluar y diseñar soluciones personalizadas. El plan de alimentación que se entrega en la primera cita no está elaborado para que siempre sea efectivo, se deben hacer ajustes según las necesidades, circunstancias de la persona y según los avances en el tratamiento. Solo un profesional de la nutrición puede hacer ajustes a sus tratamientos para notar evolución.

Recuerda que un tratamiento implica tiempo, y la solución a tu problema de salud no la encontrarás en una cita. Comprometerse con el tratamiento y contigo mismo es no abandonarlo, además eso implica que debe estar supervisado por el profesional, que a su vez está comprometido con brindarte la mejor profesionalidad

Karen De Isidro - Doctoralia.es